Noticias

Arrossars de pas

«Arrozales de paso»: Islas para las aves migratorias en un mar de arroz

viernes, 28 de septiembre de 2018

La Fundació Assut y SEO/BirdLife han puesto en marcha en L’Albufera el proyecto «Arrozales de paso», una iniciativa que aprovecha los arrozales fallidos de cada campaña para crear espacios de alimentación y descanso para las aves migratorias. Entre julio y octubre, varios miles de limícolas de diferentes especies, algunas de ellas amenazadas, además de muchos centenares de flamencos, moritos, patos y otras aves acuáticas, van a verse favorecidos por la medida. En el proyecto, que cuenta en este primer año con el apoyo de la empresa Gracomsa Alimentaria, colaboran también varios agricultores locales, quienes, a su vez, reconocen en él beneficios para el arrozal.

--

El Parque Natural de L’Albufera es el principal humedal de la Comunidad Valenciana y uno de los más importantes de la cuenca del Mediterráneo. Este paisaje humanizado, cubierto casi plenamente por el arrozal, constituye un hábitat alternativo al natural que facilita la presencia permanente de gran cantidad de aves acuáticas. Ubicada en un lugar privilegiado donde confluyen las rutas migratorias que discurren por el Mediterráneo y el Atlántico Este, L’Albufera representa también un lugar fundamental para la alimentación y el descanso de miles de aves que se desplazan entre los lugares de nidificación del centro y norte de Europa y los de invernada en África. En este caso, sin embargo, el parque natural apenas cuenta con espacios propicios para ellas, cuyas necesidades son más específicas. La intensificación agraria del arrozal, la escasez de hábitats acuáticos naturales y las molestias derivadas del tránsito de vehículos y personas, entre otras causas, dificultan que así sea.

--

Alimentación y descanso en la migración

Por ello, la Fundació Assut y SEO/BirdLife han puesto en marcha el proyecto «Arrozales de paso», una iniciativa que tiene por objeto favorecer los lugares de alimentación y descanso para las aves acuáticas migratorias en L’Albufera. En palabras de Bosco Dies, asesor de la Fundació Assut, «la idea surge del interés que tiene para las aves que existan zonas no cultivadas libres de vegetación y con niveles de inundación escasos entre los meses de julio y octubre, coincidiendo con la migración postnupcial de muchas especies». Asegura Dies que «durante esta época, en estas zonas, en las que se remueve la tierra y se elimina la vegetación con tractores, suele registrarse una gran cantidad de aves, especialmente limícolas, con conteos y censos de varios centenares de ejemplares observados simultáneamente».

Correlimos, archibebes, andarríos, combatientes, chorlitejos, agachadizas y agujas son algunos de los grupos de aves más beneficiados por esta medida, ya que aprovechan lugares abiertos, libres de vegetación y poco profundos en los que alimentarse de los pequeños invertebrados que viven en el limo de los arrozales.

La aguja colinegra, el combatiente y el correlimos zarapitín, especies amenazadas

Entre las especies favorecidas por esta iniciativa destacan la aguja colinegra —en valenciano, tètol cuanegre—, el combatiente —redonell—, y el correlimos zarapitín —territ picarut—, aves limícolas que muestran un marcado declive en Europa. Pablo Vera, técnico de SEO/BirdLife, explica que se trata de «aves migratorias que nidifican en zonas del centro y norte de Europa y que mayoritariamente pasan el invierno en las regiones ecuatoriales de África». Entre las causas de su declive, señala «la pérdida y degradación de su hábitat, lo cual es especialmente crítico en sus viajes migratorios, donde requieren encontrar espacios con aguas abiertas y someras adecuados para descansar y alimentarse». En la actualidad, según Vera, «estos hábitats son prácticamente inexistentes en L’Albufera, por lo que muchas aves no pueden detenerse y se ven obligadas a alargar su viaje varios centenares de kilómetros hasta encontrar otro lugar adecuado, con el perjuicio que ello supone para su estado físico».

Este año, para la época de la migración, entre julio y octubre, a través del proyecto «Arrozales de paso», se ha logrado manejar 75 hanegadas de arrozales en Alfafar y Silla, campos en los que el cultivo del arroz había fallado —por problemas en la germinación, afección de plagas y enfermedades o un desarrollo incontrolado de malas hierbas— y que ahora, gracias a la colaboración de los agricultores, quedan roturados, libres de vegetación y con los niveles de agua adecuados para estas aves.

--

Beneficios para las aves y el arrozal

Durante varias semanas, antes de que concluya la cosecha del cereal y se inunden los arrozales entrado el otoño, se calcula que esta medida, que garantiza la existencia de pequeños y necesarios islotes de vida en este espeso mar de arroz, va a beneficiar a miles de aves limícolas, a las que se suman otros pocos miles de flamencos, moritos, patos y otras aves acuáticas.

En el proyecto, que cuenta con el apoyo de Gracomsa Alimentaria, colaboran varios agricultores locales, que se benefician a su vez de una gestión que controla el crecimiento de «malas hierbas» en los campos —plantas adventicias perjudiciales también para las parcelas vecinas— y contribuye a prepararlos para la próxima campaña. Arroceros como José Martí, Vicente Martí y Juan Gimeno participan en la iniciativa facilitando los trabajos de «fangueo» de varios campos en los que la planta del arroz no se ha desarrollado con éxito. Tras unos primeros resultados «muy positivos», según los promotores de la idea, el proyecto «Arrozales de paso» tendrá continuidad en años futuros, en los que se espera crear la mayor superficie posible de hábitats para este grupo de especies amenazadas.

Conveni entre Pavagua i Fundacio Assut

La Fundació Assut, nuevo agente en la gestión ambiental de los Tancats de Mília i l’Illa

jueves, 7 de junio de 2018

El pasado 5 de junio, coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente, Pavagua Ambiental y la Fundació Assut han firmado un convenio de colaboración por el que esta entidad supervisará los seguimientos ambientales de los humedales que la empresa gestiona en L'Albufera.

Ignacio Marchesi, director de Pavagua, y Vicent Sales, presidente de la Fundació Assut, se han trasladado al Tancat de Mília para firmar un acuerdo por un año. El objetivo es garantizar la calidad de la gestión ambiental que se lleva a cabo en el Tancat de Mília (Sollana) y el Tancat de l’Illa (Sueca), también conocido como Tancat de l’Estany de la Plana.

Estos humedales artificiales funcionan como filtros verdes para la depuración del agua de L’Albufera y constituyen reservas naturales para la potenciación de la biodiversidad del parque natural. Ambos espacios son propiedad de la sociedad pública Acuamed y están operados por el equipo de Pavagua Ambiental desde 2014.

La incorporación de la Fundació Assut significa integrar un nuevo agente en el esquema de supervisión y, por lo tanto, una nueva contribución a la protección, el conocimiento y el seguimiento de la biodiversidad de unos ambientes que albergan una importante representación de la flora y la fauna de L’Albufera. El objeto del acuerdo es también implantar nuevas metodologías, promocionar proyectos y regular un uso público compatible con la conservación de la naturaleza.

Recetario Soninké

Recetario Soninké: El cuaderno de recetas de las mujeres africanas de la Huerta

jueves, 3 de mayo de 2018

El recetario que compartimos en esta entrada es resultado de un proceso de aprendizaje y colaboración entre la Asociación de Mujeres Africanas de Paterna (AMAP), CERAI, la Fundació Assut y ACOEC. Como dice Alba Herrero Garcés, compañera de la Fundación Assut y coordinadora de la publicación, «se trata de una pequeña muestra de todo el que nos une, de la importancia de conocernos y de compartir quién somos, de dónde venimos, dónde vamos…»

El Recetario Soninké, término que hace referencia a la cultura y la lengua de un grupo étnico del África occidental —disperso entre países como Senegal, Gambia y Malí, desde Mauritania al norte hasta Ghana y Costa de Marfil al sur— nace también con la intención de dar visibilidad y reivindicar la diversidad cultural de la Huerta de Valencia, así como subrayar el hecho de que «el propio territorio se ha ido conformando a partir de esta diversidad, con interdependencias ambientales, sociales y culturales en constante construcción, y en un proceso dinámico de apropiación de prácticas, discursos y significados». La propia experiencia de las mujeres de la AMAP, la existencia de cultivos africanos en la huerta, las prácticas y los saberes compartidos y, sobre todo, estas recetas que las mujeres africanas cocinan cotidianamente, son prueba de ello.

Las recetas y los dibujos que aparecen en el Recetario Soninké son obra de las mujeres de la AMAP, realizados en diferentes talleres del proyecto «Mujeres africanas en la Huerta: una apuesta por la interculturalidad», financiado por la Obra Social La Caixa. En palabras de Alba Herrero, «son recetas compartidas desde la experiencia cotidiana; incluso desde la corporalidad en aquellos casos en que nos faltaban palabras comunes para entendernos. Es por eso que son recetas para experimentar, para aprender haciendo y sobre todo comiendo.»

«Nos queda todavía un largo camino por recorrer —concluye Herrero en la presentación del recetario—, éstos son apenas los primeros pasos, el inicio del camino, algunas pinceladas. Es una alabanza al placer de aprender comiendo, probando, saboreando… Una alabanza al cuerpo, al cuerpo que siente, que escucha, que entiende, que trabaja, que crece, que cuenta... Es también nuestro pequeño homenaje a todos los trabajos cotidianos que sostienen, permiten y crean la vida. Trabajos históricamente invisibilizados y despreciados, trabajos que no aparecen en las narraciones principales de la historia, ni en el imaginario colectivo, pero sin los cuales nada hubiera sido posible. Es una reivindicación de la importancia de los cuidados y quienes los llevan a cabo.»

¡Buen provecho! Arnamurandi!

Recetario Soninké

Ver en issuu.com

Projecte "Mosaics territorials de la Reial Séquia de Montcada"

Un proyecto que reflexiona sobre el paisaje cultural de la Huerta

martes, 16 de enero de 2018

Entre los días 11 y 13 de enero, tuvieron lugar en L’Horta Nord las jornadas de campo del proyecto «Mosaicos territoriales de la Real Acequia de Moncada», una iniciativa académica que gira alrededor de los paisajes culturales de la Huerta de Valencia y que comporta un viaje de descubrimiento de este territorio y de sus señas de identidad. La iniciativa, coordinada por la Fundació Assut, la Universitat Politècnica de València y la Universitat Politècnica de Catalunya, ha contado con la colaboración directa de los ayuntamientos de Albalat dels Sorells, Meliana, Foios, Vinalesa, Bonrepòs i Mirambell y Valencia (pueblos de Cases de Bàrcena y Mahuella).

Han sido tres jornadas de exploración y trabajo en las que un nutrido grupo de alumnos y profesores universitarios ha recorrido y conocido diferentes lugares y elementos territoriales y patrimoniales significativos de la Huerta de Valencia; concretamente, del territorio regado por la Acequia de Moncada. Lo han hecho de la mano de miembros de la Fundació Assut, expertos académicos, profesionales del ámbito paisajístico, cultural y agrícola, y varias entidades locales.

El objetivo es promover la reflexión activa sobre un paisaje cultural, transformado por la evolución social y urbana, que es a la vez contenedor de memoria y de presente; un territorio modelado por el trabajo de las personas que lo habitan y definido por una historia y un patrimonio que están todavía muy vigentes. Las señas de identidad, la evolución del paisaje, la gestión de sus valores productivos y las estrategias para su desarrollo sostenible, son algunas de las cuestiones que se han abordado en estas jornadas de campo. La experiencia tiene continuidad en un taller que propone la elaboración de un atlas del territorio y un cuaderno de estrategias y propuestas de paisaje.

Premis Empresa Social 2017 per a Nuova Sesac i Fundació Assut

Los Premios Empresa Social reconocen la colaboración de Nuova Sesac y la Fundació Assut

viernes, 16 de junio de 2017

La colaboración con Gracomsa Alimentaria y el grupo industrial Nuova Sesac a través del programa de divulgación Cerca va poco a poco haciendo camino. Ayer, en la sede de Caixaforum de Barcelona, esta entente de trabajo conjunto recibió dos de los premios de Responsabilidad Social que otorga cada año la Fundación Mundo Ciudad en el marco del Publifestival, Festival Internacional de Publicidad Social.

En concreto, esta organización, que promueve actuaciones empresariales de carácter estratégico dedicadas a reconocer e incentivar las acciones de Responsabilidad Social Corporativa, concedió a Nuova Sesac los premios al mejor proyecto responsable de gestión medioambiental y al mejor proyecto de RSC en el sector industrial, ambos por el trabajo conjunto que de este grupo industrial y la Fundació Assut desarrollan en el programa Cerca. Desde 2015, esta colaboración, dedicada a divulgar los valores naturales y culturales de L’Albufera y la Huerta de Valencia, ha logrado acercar la realidad de estos paisajes culturales a cerca de treinta mil personas, especialmente escolares y estudiantes.

Celebració del Dia Mundial de l'Aigua

Decenas de niños y sus familias celebran el Día del Agua en L’Albufera

sábado, 25 de marzo de 2017

Para conmemorar el Día Mundial del Agua, decenas de niños y sus familias han visitado esta mañana la Casa de la Demanà de El Saler y han realizado un paseo en barca por L’Albufera entre el Port del Saler y el mirador de la Gola del Pujol. Durante esta jornada festiva, organizada por la Fundació Assut en el marco del Programa Cerca, un proyecto de educación y divulgación que cuenta con el apoyo de la empresa Gracomsa Alimentaria y el grupo industrial Nuova Sesac, los asistentes han conocido a través de sencillos experimentos y demostraciones la implicación que una adecuada gestión del agua puede tener en la recuperación de la calidad ecológica de este humedal, uno de los más importantes del sur de Europa.

En el trayecto por la laguna, técnicos de la Fundació Assut, acompañados por Javier Jiménez Romo, responsable de los humedales artificiales de los Tancats de Mília i l’Illa —propiedad de Acuamed y operados por Pavagua—, han insistido en la importancia de dar preferencia a los usos ambientales del agua en L’Albufera y de ultimar las obras de saneamiento que desconecten definitivamente el humedal de los sistemas residuales urbanos. Precisamente, este año, Naciones Unidas ha querido llamar la atención sobre la problemática de las aguas residuales y ha convertido este tema en eje central de la celebración. En el caso de L’Albufera, el objetivo, compartido unánimemente por las organizaciones, instituciones y agentes sociales implicados en el parque natural, es recuperar de una vez por todas la calidad ambiental perdida en el proceso de contaminación de los años setenta.

Trenta anys, trenta mirades. Parc Natural de l'Albufera, 1986-2016

‘Treinta años, treinta miradas’: la crónica del parque natural de L’Albufera

domingo, 5 de febrero de 2017

El Centro de Interpretación del Racó de l’Olla acogió el pasado 2 de febrero, Día Mundial de los Humedales, la presentación del libro Trenta anys, trenta mirades (Parc Natural de l’Albufera, 1986-2016), publicación que, a partir de treinta entrevistas con personas vinculadas al Parc Natural de l’Albufera, hace repaso de sus treinta años de historia. Escrito por Vicent Llorens y Bosco Dies, de la Fundació Assut, editado por Edicions 96 y la citada entidad, y patrocinado por la Fundación Aguas de Valencia, el libro es un homenaje a quienes hicieron posible la declaración del primer parque natural de la Comunidad Valenciana en 1986 y a quienes durante todo este tiempo han contribuido de algún modo a su protección.

Trenta anys, trenta mirades es también la crónica de estas tres décadas contada por unos cuantos de los protagonistas y testigos de un proceso que ha estado plagado de dificultades, de luces y sombras. En el libro, los recuerdos y las reflexiones de ecologistas y conservacionistas, agricultores y regantes, pescadores y cazadores, técnicos y políticos de las diferentes administraciones, investigadores, periodistas, vecinos y representantes de la sociedad civil, son el reflejo de la complejidad de este territorio y de los conflictos de intereses que se han dado y se dan irremediablemente en él, ejemplo perfecto no tanto de parque natural como de paisaje antrópico. Las opiniones de unos y otros, muchas veces encontradas, son además la plasmación de un contenido optimismo, ya que, en general, todos están de acuerdo en que, aun quedando mucho por hacer, el parque natural de L’Albufera es hoy, al menos, una realidad incuestionable.

En el multitudinario acto de presentación, junto a los autores del libro, intervinieron la consellera de Medio Ambiente, Elena Cebrián; el concejal delegado de Devesa-Albufera, Sergi Campillo, y el presidente de la Fundación Aguas de Valencia, Eugenio Calabuig. Los tres, como los propios protagonistas de la publicación, coincidieron en que hay que seguir trabajando por la consolidación de la figura protectora del parque natural, la definitiva recuperación de la calidad ambiental de L’Albufera y la efectiva puesta en valor de este humedal como uno de los principales del Mediterráneo occidental.

Pie de foto: Algunos de los protagonistas del libro con los autores. Por Luis Vidal.

COMPRA EL LIBRO Trenta anys, trenta mirades. Parc Natural de l'Albufera 1986-2016, en la tienda de Edicions 96.

Premi 'Biodiversitat i Societat' per a la Fundació Assut

La Fundació Assut, premio ‘Biodiversidad y Sociedad’ de la Generalitat Valenciana

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Los IV Premios Biodiversidad y Sociedad reconocen el trabajo de la Fundació Assut en el ámbito de la custodia del territorio por la gestión compartida con los propietarios del Tancat de l’Estell para preservar los recursos naturales, culturales y paisajísticos de este espacio agrícola del Parque Natural de L’Albufera. Estos galardones, promovidos por la Generalitat Valenciana, premian cada año el esfuerzo de entidades públicas y privadas en la protección de los entornos naturales y la fauna.

Durante el acto oficial de entrega de premios, celebrado en el Centro de Educación Ambiental de la Comunidad Valenciana (CEACV), en Sagunto, el secretario autonómico de Medio Ambiente y Cambio Climático, Julià Álvaro, ha destacado que “para defender el medio ambiente es imprescindible contar con la extraordinaria labor y colaboración de colectivos e instituciones tan importantes como los que han sido premiados”. También ha insistido en que las administraciones públicas deben “continuar promoviendo la participación social en una tarea tan importante como es la atención a nuestro entorno natural para futuras generaciones”.

Desde 2011, a través de un acuerdo de custodia con la Comunidad de Regantes de L’Estell y Rojas, y con la colaboración puntual de empresas e instituciones como National Geographic Channel, Loterías del Estado y Gracomsa Alimentaria, la Fundació Assut lleva a cabo iniciativas relacionadas con la integración y adecuación de las prácticas agrícolas, la recuperación del patrimonio, la gestión racional de la caza, la mejora del hábitat y la promoción de actividades y usos compatibles con la agricultura. El acuerdo de custodia contempla también la ejecución de programas de investigación y acciones de educación y divulgación que vayan dirigidos a mejorar el conocimiento y la implicación de la sociedad en la conservación de este tipo de espacios.

Estos galardones tienen cinco categorías. Junto a la Fundació Assut, han sido premiadas otras cuatro entidades. Así, en la categoría de Investigación aplicada a la conservación de la biodiversidad, el premio ha recaído en el Grupo de Investigación Zoológica de Vertebrados de la Universidad de Valencia. En la categoría de Difusión y Comunicación, se ha reconocido al Colegio Oficial de Veterinarios de Valencia. El Seprona (Guardia Civil) ha sido premiado como Entidad Pública Colaboradora en la Conservación. Y el Ayuntamiento de Ibi ha ganado en la categoría de Ayuntamiento Ejemplar.

--

En la foto, Bosco Dies recibe el premio de manos de Josep Nebot, subdirector general de Medio Natural.

I Edició de 'Rec a Manta'

Benimaclet acoge la primera edición de ‘Rec a Manta’

viernes, 21 de octubre de 2016
A

Artxiviu de l’Horta es un proyecto colaborativo que se ha propuesto registrar la memoria de la Huerta de Valencia, de sus gentes; recuperar y conservar, a través del medio audiovisual y también de la creación artística, el legado de estos paisajes culturales del agua y el regadío tradicional.

Una forma de contribuir a la recuperación de esta herencia cultural es la que propone la iniciativa Rec a Manta, que ayer, 20 de octubre, mostró los resultados de su primera convocatoria. La Escuela Meme de Benimaclet acogió la proyección de un montaje de los vídeos domésticos presentados al certamen.

En su mayoría, los trabajos son el resultado de entrevistas grabadas por jóvenes a sus mayores, hombres y mujeres que son experimentados agricultores de oficio, últimos depositarios de unos conocimientos y una cultura que están en peligro de desaparición, amenazados por la pérdida de rentabilidad y la falta de relevo generacional en el medio agrícola.

Los vídeos presentados a la convocatoria de Rec a Manta podrán verse próximamente en el apartado de ‘archivos domésticos’ de la página web de Artxiviu de l’Horta (artxiviu.org), una plataforma que va poco a poco incorporando contenidos audiovisuales, gráficos y sonoros relacionados con la memoria oral de la Huerta de Valencia: documentales, vídeos domésticos, conversaciones de vida, grabaciones, fotografías...

Con esta iniciativa, los responsables del proyecto, entre los que se cuentan la Fundació Assut, la Universidad Politécnica de Valencia —a través del Laboratorio de Creaciones Intermedia, los departamentos de Escultura y de Ingeniería Rural y Agroalimentaria y el Área de Cooperación al Desarrollo— y diversos colectivos y colaboradores independientes, como Cine Por Venir y Les Espigolaores, quieren “animar a la gente a utilizar el vídeo como una herramienta de conservación de este patrimonio común y de puesta en valor de un legado cultural que es esencial para la comprensión y la sostenibilidad del paisaje agrícola de la Huerta.”

En esta primera edición de Rec a Manta, celebrada con el apoyo del Área de Actividades Culturales de la Universidad Politécnica de Valencia, han colaborado también el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, y la empresa Cerveza Turia.

--

Pie de foto: Batiste Barrachina, vecino de Rafelbunyol, en un fotograma de El futur de l’agricultura, realizado por su nieto, Arnau Bayón Barrachina.

Cloenda de l'Amfibi 2016

Gran éxito en la clausura del festival Amfibi

martes, 11 de octubre de 2016

La sexta edición del festival Amfibi, certamen que la Fundació Assut organiza en L’Albufera desde 2011, se cerró el sábado 1 de octubre con un concierto especialmente dedicado a la tradición musical de los territorios arroceros. El ‘cantaor’ Carles Dénia y los músicos de la Nova Rimaire se sumergieron en las raíces del repertorio popular valenciano, y Sílvia Ampolla y su rondalla, que abrieron la velada, hicieron lo propio con la tradición musical de las riberas y marjales de las Tierras del Ebro. La cita fue a las siete de la tarde en la Casa Forestal de El Saler. Unos y otros actuaron ante cerca de trescientas personas.

Aun sometido a los cánones clásicos, Carles Dénia ofreció en El Saler un espectáculo moderno y actual. En la voz del ‘cantaor’ de Gandia, el ‘cant d’estil’ y las seguidillas, malagueñas, ‘albaes’, jotas o fandangos, constituyen una reinterpretación muy personal de la tradición, a la vez libre y esencial. Dénia prestó especial atención a los ‘cants de batre’, cantos a pelo, sin música ni micrófono, evocadores de unas formas de trabajo ya desaparecidas en el arrozal.

Por su parte, el cancionero de Sílvia Ampolla y su rondalla, que abrieron el concierto y conquistaron rápidamente a un público que acabó entregado, se nutre de la música tradicional de las tierras del Ebro donde, concretamente en el Delta, fueron familias valencianas las que extendieron el cultivo del arroz.

El festival de la naturaleza y las culturas anfibias

Desde 2011, el festival Amfibi constituye una celebración anual donde hacer promoción de la naturaleza de los humedales y los paisajes culturales del agua, paisajes como los de la propia Albufera y la Huerta de Valencia.

Este año, el certamen ha contado con el patrocinio institucional de la Diputación de Valencia, a través València Turisme, y el respaldo de Gracomsa Alimentaria, una empresa del grupo industrial Nuova Sesac. Además, gracias a la implicación de la Concejalía de Conservación de Áreas Naturales y Devesa Albufera, del Ayuntamiento de Valencia, el concierto del sábado pudo celebrarse en la Casa Forestal de El Saler, un edificio señero de La Devesa que ha sido durante muchos años inaccesible al público.

Página 1 de 812345...Última »
Contacta con nosotros | fundació assut © 2014 | Embarcador, 28 - 46012 - El Saler (València) | info@fundacioassut.org